Este fin de semana, en la localidad de Valdepeñas se ha celebrado el XXIII Congreso Internacional de Sociología de Castilla-La Mancha de la Asociación Castellanomanchega de Sociología ACMS, bajo el lema Inseguridades y desigualdades en sociedad complejas. La técnica de programas de la Federación Down CLM, Natalia Simón y la coordinadora de programas de Adown Valdepeñas, María Segura, han presentado una comunicación, “Las pautas de crianza en adolescentes y jóvenes con Síndrome de Down y otras discapacidades intelectuales en Castilla-La Mancha” en la que se ha dado a conocer los resultados de la investigación realizada entre las familias de las entidades que conforman la Federación Down CLM. La Federación Down CLM cuenta con familias relativamente jóvenes, en las que las madres presentan un elevado porcentaje de ocupación en el hogar, son amas de casa que deciden serlo precisamente para cuidar de sus hijos con síndrome de Down.

Se han obtenido interesantes resultados relacionados con las diferencias detectadas en las pautas de crianza que las familias siguen cuando se trata de hijos o hijas con síndrome de Down. Predomina un estilo de crianza flexible en general, siendo más rígido a medida que se concretan acciones específicas.

Entre las principales conclusiones destaca que las familias suelen ser más permisivas con los hijos con síndrome Down. Siendo también diferente el comportamiento familiar según el género. En este sentido, los resultados muestran como las familias con hijas con síndrome de Down son más rígidas que las familias con hijos con síndrome de Down en cuanto a cumplir con las obligaciones de la casa, la ropa de vestir y en relación con salir con los amigos.

Sorprende el elevado porcentaje de familias que no consideran que la adolescencia en sus hijos con síndrome de Down sea igual que al resto de adolescentes.